Policía Nacional desarticula una red de venta de falsos contratos de trabajo y detiene a 21 personas en Alicante

Categoría de nivel principal o raíz: Cuerpos Policiales Policía Nacional

policia alicante

La Policía Nacional detuvo en Alicante a 21 personas al desmantelar una organización dedicada supuestamente a la venta de falsos contratos de trabajo que eran usados por los adquirientes para cobrar fraudulentamente prestaciones o subsidios de la Seguridad Social o para renovar permisos de residencia en España.

Fuentes policiales revelaron ayer que cinco de los arrestados, dos de ellos empresarios, formaban parte de la red encargada de vender esos falsos contratos laborales, mientras que el resto de los detenidos los adquirieron, en algunos casos para reagrupar familiares extracomunitarios. Según la Policía Nacional, se pagaban más de 1.700 euros por cada contrato fraudulento.

La investigación se inició tras una alerta emitida por la Inspección Provincial de Trabajo. La organización utilizaba dos empresas dedicadas al comercio al por menor de bebidas y comestibles, ubicadas en la comarca alicantina de la Vega Baja y en Abanilla (Murcia). Desde un primer momento los agentes pudieron constatar que el número de contratos era exageradamente alto para el volumen de actividad mantenida por las mercantiles. También comprobaron que la mayoría de las personas contratadas no acudía a su puesto de trabajo, incluso alguna de ellas estaba en el extranjero.

Los policías identificaron al cabecilla de la organización, el cual contaba con una persona que ejercía las labores de mediación y captación y otra que realizaba las tareas de asesoría como medio para continuar con las actividades ilícitas. La investigación se vio dificultada porque los detenidos estaban al corriente de pago del seguro de los trabajadores con el fin de no despertar sospechas y complicar el descubrimiento de las irregularidades. Esos pagos los repercutían en el importe que las personas implicadas debían abonar por los contratos de trabajo fraudulentos