hospimedica2

Policía Nacional identifica al autor de las amenazas a la ministra Reyes Maroto

carta maroto

El individuo padece un grave trastorno mental por lo que no ha sido detenido a la espera de lo que decida la autoridad judicial. Interior dicta una orden para que la Guardia Civil intensifique los controles de las cartas

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han identificado a la persona que envió una carta con una navaja aparentemente ensangrentada a la ministra de Comercio, Turismo e Industria, Reyes Maroto. Se trata de un individuo con graves problemas mentales por lo que se ha optado por no proceder a la detención y judicializar la investigación, informan a elDiario.es fuentes policiales. La Sexta, que ha adelantado la identificación del autor del envío, informa de que padece esquizofrenia.

Los agentes de Información tratan ahora de determinar si la dirección que aparecía en el sobre, de la localidad madrileña de El Escorial, es realmente donde reside el individuo identificado. El asunto ha recaído en el Juzgado de Instrucción número 13 de Plaza de Castilla, de guardia, que ha remitido la denuncia a decanato para su reparto, señalan fuentes jurídicas.

"La policía está analizando si es sangre o pintura. Para eludir el control de seguridad, el sobre incluía también un CD que evitaba que la navaja apareciera en el escáner", explicaron antes fuentes del Ministerio de Industria. "En el sobre, de tamaño folio y acolchado, venían también un montón de folios grapados con copias ampliadas de mensajes de WhatsApp y Twitter. Además, un folio manuscrito con palabras sueltas y frases que aún no podemos detallar", agregan desde Industria y Turismo.

El envío de la carta a Reyes Maroto se suma a las cartas con amenazas de muerte acompañadas de balas que recibieron Fernando Grande-Marlaska, la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, y el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. Según aparece en la pegatina de Correos del sobre, la carta a Maroto se envió el 21 de abril, un día antes de que se conociera que Iglesias, Marlaska y Gámez habían sido amenazados por el mismo método de la misiva


Imprimir   Correo electrónico