¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

El niño de 12 años que engaño al Papa Julio II

bramante

La tradición católica sitúa la Basílica de San Pedro sobre la tumba del primer obispo de Roma, San Pedro. La construcción del actual edificio, sobre una basílica del siglo IV en la época del emperador Constantino el Grande, comenzó en 1506 por orden del papa Julio II y finalizó en 1626.

En el haber de Julio II -que era de los que pensaba que la historia le juzgaría por sus obras… de arte que no por su forma de obrar- también hay que añadir el hecho de que ordenase al gran Miguel Ángel la decoración de la bóveda de la Capilla Sixtina. Aunque en un principio se mostró reticente, aceptó el encargo cuando consiguió del Papa libertad creativa.

Harto difícil cuantificar el enorme coste de estas dos emblemáticas obras (la basílica y la decoración) pero, cual político español con sus proyectos aeroportuarios, nada iba a detener los aires de grandeza a la hora de buscar financiación. Para ello se sirvió de la venta de indulgencias, de los cuantiosos botines de las múltiples batallas que libró -se le llamó el Papa Guerrero- y del cobro de ciertos impuestos, como el establecido por su tío el Papa Sixto IV que debían pagar las prostitutas para ejercer su profesión, el que pagaban los miembros del clero por mantener barraganas -hay que puntualizar que el Papa estaba exento- y el que se cobraba a los miembros de la nobleza por tener libre acceso a la cama de alguna joven doncella. Con la financiación asegurada, encargó el proyecto de la basílica al arquitecto italiano Donato d’Angelo Bramante.

No sé si fue para ablandar el duro corazón de Julio II o como una especie de amuleto, pero el caso es que cuando Bramante fue a presentar su proyecto le acompañaba su hijo de 12 años. Un cardenal entregó el proyecto al Santo Padre e hizo esperar en una sala contigua a padre e hijo. Nerviosos, se miraba uno a otro pero eran incapaces de articular palabra en aquella tediosa espera. Cuando el cardenal les hizo pasar a la sala donde estaba Julio II, Bramante cogió de la mano a su hijo. El Papa sonreía y Bramante adivinó que el proyecto le había gustado pero no lo que iba a pasar a continuación…

Muchacho, ven, mete la mano en este cofre de monedas de oro y coge todas las que puedas de un puñado
El niño, asustado y sorprendido, se escondió detrás de su padre. El Papa volvió a insistir y el niño le dijo…
Mi padre me ha enseñado que no puedo coger el dinero que no es mío y menos el de su Santidad. Cójalas vuestra Santidad y déselas a mi padre.
El Papa, entre carcajadas, metió la mano en el cofre y sacó un puñado de monedas que entregó a Bramante. Después de los oportunos agradecimientos y parabienes se despidieron. Ya en la calle, Bramante le preguntó a su hijo por qué no había cogido las monedas…
La mano del Papa es mucho más grande que la mía, así te ha dado más monedas que si hubiese cogido yo el puñado.

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

 

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día