¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

El general Prim fue estrangulado mientras se desangraba

GENERAL-PRIM-ESTUDIO

La Comisión Prim, que ha investigado las circunstancias de la muerte del general Juan Prim, ha concluido que el militar murió estrangulado mientras se desangraba de las heridas causadas por los disparos que sufrió en atentado en 1870, y señala al general Serrano como autor intelectual del magnicidio.

El periodista y escritor Francisco Pérez Abellán, director de la Comisión Prim y que ha recogido las conclusiones de esa investigación pluridisciplinar en el libro "Matar a Prim" (Planeta), ha dicho a Efe que, entre esas conclusiones, destaca por "novedosa" que Prim "tras ser tiroteado, fue rematado por estrangulamiento a lazo".

El autor considera falso el "mito" de que Prim hubiera permanecido tres días agonizando y que falleciera a consecuencia de la infección de las heridas de bala, "una versión interesada e inventada por todos los que estuvieron implicados en el crimen".

Sin poder establecer la fecha exacta de la muerte, Pérez Abellán señala que "debió de producirse al poco de ser tiroteado, en su casa, "seguramente, mientras se desangraba, pues en ningún momento fue curado ni se trató de cerrar las heridas de bala; y por orden del general Serrano o con su consentimiento y, casi seguro, en su presencia".

Este estudio que dirige Pérez Abellán, que contó con la participación de expertos de la Universidad Camilo José Cela, ha entrado en colisión frontal con un segundo informe forense dado a conocer el pasado mes de diciembre, avalado por la Universidad Complutense, que rechaza la posibilidad del estrangulamiento y que atribuye la marca en el cuello al ropaje que llevaba.

Para el autor del libro, el asesinato de Prim fue "el primero de cinco magnicidios en España, todos inspirados en este de 1870", que acabaron con otros tantos presidentes de gobierno: Cánovas del Castillo (1897), José Canalejas (1912), Eduardo Dato (1921) y Carrero Blanco (1973).

Pérez Abellán piensa que desde el asesinato de Prim "todo magnicidio sale de una traición en el núcleo duro del poder", algo que aplica también al asesinato de John Fitzgerald Kennedy.

"En el caso de Prim, se produce la retirada de la policía por orden del ministro de la Gobernación, Práxedes Mateo-Sagasta, discípulo de Prim y que ocupó la presidencia del Gobierno inmediatamente después, bajo el reinado de Amadeo de Saboya en 1871", recuerda.

Pérez Abellán sostiene la teoría de que "en todos estos magnicidios, tuvieron que desaparecer los presidentes del consejo de ministros para que España variara radicalmente de política", y en el caso concreto de Prim tuvo la finalidad de que no prosperara la dinastía de los Saboya.

En relación a las razones de Serrano para hacer desaparecer a Prim, el periodista apunta que "la tirantez entre ambos era tan grande que incluso las caricaturas de la época ya señalaban a Serrano como el instigador".

Serrano, que ya había sido calificado por Cánovas de "incorregible ambicioso", fue, a decir del autor, "el primer amante de Isabel II cuando tenía 13 o 14 años, un monárquico que echó a la reina tras la Revolución de 1868; fue el último presidente de la I República y acabó sus días como embajador en París con Alfonso XII".

Lamenta Pérez Abellán que no se haya estudiado a fondo el sumario de Prim, compuesto por 18.000 folios, de los que aparecieron destruidos prácticamente la mitad.

Entre los miles de folios desaparecidos o emborronados hay "información sensible sobre la investigación acerca de Serrano y el coronel Felipe Solís y Campuzano, secretario de Antonio de Orleans, duque de Montpensier.

"En ese sumario aparecen los 12 nombres de los asesinos contratados, a los que se prometió el pago de 10 pesetas diarias y 5.000 duros si acababan con éxito el magnicidio, además de tener garantizada su salida del país, como así fue".

El Duque de Montpensier, Antonio de Orleans, casado con la hermana de Isabel II, financió, añade Pérez Abellán, la operación.

Como en muchas conspiraciones desde dentro del poder, no falta la implicación de la masonería que vive en esos años su momento de esplendor: "La muerte de Prim es una guerra entre masones, pues él encabeza la parte masónica monárquica y los que le matan es la parte republicana y partidaria de Montpensier".

El estudio del sumario identifica a José Paúl y Angulo como el jefe de los asesinos materiales de Prim, "un idealista, que conoció a Prim en Inglaterra en el exilio y volvió a España con él, que procedía de una familia de negocios y acabó convirtiéndose en un lumpen proletariado. Tras el magnicidio, cobró su dinero, se marchó a París y ya nunca volvió, y allí escribió un libro echando la culpa del asesinato a Serrano".

LA RAZON

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

 

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día