¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

Cómo un santo visigodo da nombre a una de las Reales y Militares Órdenes españolas

San Hermenegildo. Arte bizantino

El 13 de abril se celebra el día de San Hermenegildo, muy popular especialmente en tiempos del rey Fernando VII cuando se hizo efectiva la creación de esta distinción militar. ¿Quieres saber el origen?

Tras la Guerra de la Independencia -1808 - 1814-, el Rey Fernando VII, una vez verificada la derrota y retirada de España de los invasores franceses, regresó para volver a sentarse en su Trono y recuperar la parte de su soberanía como monarca absoluto que las Cortes de Cádiz le habían arrebatado por su ausencia.

La Real y Militar Orden de San Hermenegildo nació el 28 de noviembre de 1814 con los grados de Cruz, Placa y Gran Cruz –que es otra Placa y una banda-, que respectivamente premiaban los 25, 30 y 40 años de servicios intachables, en el último caso, siendo además general.

El origen del nombre de la Orden de San Hermenegildo

 

La orden toma el nombre del príncipe visigodo, hijo del rey Leovigildo que, inducido por su esposa Ingunda y San Leandro, abjuró del arrianismo oficial y se convirtió al catolicismo enfrentándose a su padre, también en lo político, quien le derrotó y le condenó a muerte. La sentencia se ejecutó el 13 de abril del año 585.

Fernando VII vio en este lejano episodio una trasposición de sus propias luchas como Príncipe de Asturias contra su padre el Rey Carlos IV y por ello lo eligió como titular de la nueva Orden.

Retrato de Fernando VII.

El nacimiento de España

Al respecto del nombre de San Hermenegildo, no está de más recordar que en aquella lejana época estaban ocurriendo los dolores del parto de España que, de ser una parte de Roma, las Hispanias, pasaron a constituir otra realidad histórica: el Reino de Toledo o Visigodo.

Éste nació de la unión territorial –la península Ibérica, más el sureste de la actual Francia, llamada posteriormente el Rosellón y la Cerdaña-, la fusión de las gentes -tras la supresión de las leyes que separaban a los visigodos de los hispanos-, un único código de leyes –la fusión del derecho romano y el germánico-, la unidad religiosa en el catolicismo, los primeros pasos de la monarquía hereditaria, etc.

El sentido de la nueva Orden Militar

Una lectura reposada de la disposición permite percibir el propósito de favorecer a la oficialidad ofreciendo el premio del ingreso en la nueva Real y Militar Orden, como se venía haciendo con la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III. Pero también permite leer, entre líneas, que Fernando VII sólo pretendía premiar a los oficiales veteranos del, por así decirlo, 'su' Ejército, aquellos que comenzaron la Guerra de la Independencia y lograron la victoria.

Los requisitos establecidos excluían a los oficiales de conveniencia, aquellos que, una vez lograban el Real Despacho -recurriendo incluso a su compra, procedimiento dieciochesco presente en los ejércitos europeos del momento, y en algunos hasta apenas hace 150 años-, pedían el retiro para quedarse con todas las ventajas posibles de ser oficial, pero las menos de sus servidumbres.

También, y sobre todo, dejaba de lado a aquellos nuevos y numerosos oficiales aparecidos durante la Guerra de la Independencia, de quienes temía el Rey que tuvieran sintonía con el liberalismo, porque las Juntas y Cortes, en su afán reformador y hasta revolucionario, habían concedido despachos de oficial eximiendo de la exigencia de pertenecer a la Nobleza, como era preceptivo hasta entonces con carácter general.

Aparte de estas consideraciones, no debe dejarse de lado lo verdaderamente meritorio que era, a principios del siglo XIX, alcanzar 25 años de servicios continuados en filas pues, si bien la letalidad de las armas no era como la actual, la sanidad militar de entonces no lograba las recuperaciones de heridos y enfermos en los niveles exitosos de hoy en día. Además, entrando en campaña, la salud quedaba pronto resentida por muchos factores perjudiciales como estar expuestos continuamente a las variaciones climáticas, una dieta inadecuada e insuficiente, los insalubres alojamientos o el simple nivel de vida, a causa de unas pagas pocas veces percibidas regularmente.

Por todo ello, sobrevivir en buen estado a 25 años de servicio era, entonces, merecedor de un premio y unas ventajas de mucha mayor consideración que en la actualidad.

Evolución de la oficialidad

El originario espíritu corporativo de esta Real y Militar Orden, que en origen fue muy elevado, fue, con el tiempo, perdiendo fuerza al compás de dos factores: el primero, la profesionalización total de los oficiales entre los que disminuyeron grandemente los de conveniencia; el segundo, su evolución general hacia el liberalismo, una vez derrotado el carlismo; y, el tercero, el aumento de la esperanza de vida, que, imperceptiblemente, hacía no tan meritorio cumplir los años de servicio exigidos.

Tanto es así que algunos, de flojo espíritu militar, han llegado a referirse a la Cruz y la Placa como las de "ser viejo", no llegando a constituir para ellos un motivo de orgullo obtenerlas.

Las insignias

Las insignias de la Orden representan al Santo con la palma del martirio en la mano y montando a caballo, acompañado por el lema 'Premio a la Constancia Militar'. En el reverso de las cruces aparece la cifra real de su creador, F VII.

                                               Detalle del anverso -izquierda- y reverso -derecha- de la cruz.

Por Antonio Manzano

ONE MAGAZINE

 

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

 

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día