hospimedica2

El turrón, más saludable de lo que crees

turron

Sus orígenes se remontan a los árabes que ya elaboraban un dulce conocido cómo turun, buscando que se conservara bien y no se echara a perder fácilmente. De los árabes pasó a los pueblos cristianos convirtiéndose en una de sus grandes tradiciones. En España se consumen alrededor de 46 millones de kilos de turrones al año.

Pero ¿es sano su consumo?

Los expertos recomiendan tomarlo con moderación por su alto valor calórico (unas 500 calorias por cada 100 gramos), sin embargo consumirlo también tiene sus beneficios. El turrón aporta siete de los nueve aminoácidos esenciales que el organismo necesita, además de ácidos grasos esenciales (la mayoría insaturados) parecidos a los que aporta el aceite de oliva, hidratos de carbono que aportan el azúcar y la miel y un alto valor vitamínico (vitaminas A, E, B1, B2...).

La almendra el ingrediente estrella

El ingrediente principal del turrón es la almendra, además de la miel y el azúcar. Su alto contenido en almendra es el responsable de la mayoría de los beneficios que aporta consumir turrón. Las almendras son parte importante de la dieta mediterránea, son altas en proteínas y fibra (un 18 y un 10 por ciento respectivamente) y tienen un elevado valor nutritivo. 

El porcentaje de almendras marca la diferencia.

La categoría suprema tiene un60% de almendras. Después están la extra, la estándar y popular, esta última contiene sólo un 30 por ciento de almendra. Merece la pena gastarse un poco más y apostar por la suprema. Además la almendra nos aporta minerales cómo magnesio, hierro y potasio, un gran valor energético y bajo contenido en azúcar.

Fíjate en el sello de garantía

A la hora de comprar turrón es importante fijarnos en el sello de garantía de la Indicación Geográfica Protegida (IGP), que controla los ingredientes y recetas de los mismos de manera muy estricta. De hecho algunos turrones de marca blanca y apariencia tradicional no cuentan con esta distinción.

Y los de chocolate

Cada vez encontramos en el mercado más variedades de turrón. Uno de los más consumidos es el de chocolate, concretamente el de chocolate negro que es muy saludable por su alto contenido en polifenoles antioxidantes, muy parecidos a los que nos aporta el vino tinto o el té verde. Es un buen aliado en la prevención de enfermedades cardiovasculares ya que reduce el colesterol malo de forma significativa.

Cuidado con el turrón sin azúcar

Lo normal es que pensemos que el turrón sin azúcares añadidos es mucho más saludable, sin embargo la OCU los ha comparado con los turrones tradicionales y aunque efectivamente tiene mucha menos cantidad de azúcar tiene casi las misma calorías que estos e incluso mayor cantidad de grasas, un 4,5 por ciento más. Al tener menos azúcar las calorías procedentes de esta bajan significativamente, de 159 a 14, sin embargo gran parte de ellas se compensan con más calorías procedentes de las grasas (264) y otros ingredientes.


Imprimir   Correo electrónico