hospimedica2

Indra, Santa Bárbara, Sapa y Escribano harán los blindados de Defensa por 2.100 millones

blidados defensa

El Gobierno pone en marcha un programa de siete años para fabricar 384 vehículos 8x8. El mayor contrato hasta la fecha del Ejército de Tierra generará 1.650 empleos.

El Ministerio de Defensa ha activado tras meses de retraso y controversia el programa para la fabricación de 348 vehículos blindados de combate 8x8 Dragón. El contrato, de siete años de duración, está valorado en 2.100 millones de euros y es el mayor del Ejército de Tierra hasta la fecha. Indra, Santa Bárbara (SB), Sapa y Escribano serán las empresas encargadas de dirigirlo.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ya ha firmado el compromiso que permite la constitución de la sociedad conjunta encargada del programa. Arranca de esta forma una iniciativa que forma parte del nuevo ciclo de inversiones en Defensa para acercarse a las exigencias de Estados Unidos de que cada país de la OTAN dedique el 2% de su PIB a gasto militar.

El Consejo de Ministros autorizó en julio del año pasado la fabricación de los 8x8, pero en diciembre rechazó la propuesta de Santa Bárbara, perteneciente al grupo norteamericano General Dynamics, y declaró desierto el concurso. Ahora, en plena crisis sanitaria, lo pone en marcha y destaca su efecto tractor para la industria local.

Los 8x8 se presentarán en más de una decena de configuraciones en las que participarán empresas de armamento, protección y telecomunicaciones. La licitación comenzará ahora con el objetivo de que la firma del contrato se produzca en el tercer trimestre.

ESPAÑOLIDAD

La propuesta de las empresas elegidas satisface ahora las exigencias del Ejército de Tierra. El diseño y su autoridad quedarán en España y la industria nacional tendrá garantizada una participación en el proyecto superior al 70%.

El Gobierno y las empresas aseguran que el proyecto permitirá crear 650 empleos directos y otros 1.000 indirectos en Asturias, Sevilla, Guipúzcoa y Madrid. Se han establecido además protocolos para garantizar que la propiedad intelectual y la "soberanía" de los nuevos vehículos de combate se queden en España, sin que se produzcan transferencias a otros países.


Imprimir   Correo electrónico