hospimedica2

El Rey visita el Puesto de la Guardia Civil de Valencia de Alcántara (Cáceres)

visita rey guadia civil

El Rey Felipe VI ha visitado este martes el puesto de la Guardia Civil en Valencia de Alcántara (Cáceres), una localidad fronteriza con Portugal con apenas 5.000 habitantes, en un nuevo guiño del monarca a la llamada 'España Vaciada' y en este caso, además, a la labor que desarrolla la Benemérita en el entorno rural en una comarca que tiene una de las menores densidades de población de toda España: 9,7 habitantes por kilómetro cuadrado

.Durante la visita, el Monarca ha estado acompañado por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la directora de la Guardia Civil, María Gámez, que han reaparecido públicamente tras la polémica participación de ambos este fin de semana en la campaña electoral de Madrid. Los dos han pasado inadvertidos en todo momento y se han limitado, como es norma en el protocolo de la Casa Real, a acompañar a Felipe VI, evitando cualquier contacto con los medios de comunicación, que no han podido recoger ningún testimonio de ellos.

Esta localidad cacereña -ubicada estratégicamente a tan sólo 12 kilómetros de la frontera- se ha volcado con la visita del Rey, con buena parte de los vecinos aguardando su presencia desde primera hora de la mañana (el acto comenzaba a las 11.00 horas), con especial presencia de los escolares del centro Nuestra Señora de los Remedios, colegio que ha suspendido las clases para que los niños pudieran acercarse a saludar al Rey. Y lo han conseguido porque en la calle que desembocaba en la Casa Cuartel Felipe VI se ha bajado del coche oficial para departir y saludarles durante unos minutos, entre ovaciones, aplausos y hasta vítores. Incluso, le ha dado tiempo para firmar algún que otro autógrafo. Muchos de los vecinos portaban banderas de España y han aguardado espera más de dos horas y media -tiempo que ha tardado la visita al cuartel- para esperarle también a la salida y poder despedirle. Felipe VI también ha respondido con gestos de agradecimiento al aplauso generalizado que le han otorgado y hasta de forma espontánea algunas mujeres le han cantado el 'redoble', la más famosa jota del folklore popular extremeño.

LA VISITA

El recorrido de Don Felipe - vestido con uniforme del Ejército de Tierra- por la casa cuartel (inaugurada en 1983) ha comenzado en el interior de las instalaciones, siendo recibido en el patio real por un piquete de honor, donde ha sonado el himno de España, y ha pasado posteriormente revista a los agentes. Debido a las medidas sanitarias, las autoridades regionales y locales- incluido el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara- no han estado presentes en este recorrido inicial, y se ha incorporado en la parte final del acto.

En el interior del puesto de la Guardia Civil, donde en la actualidad viven 20 agentes acompañados por sus respectivas familias -que le han gritado desde los balcones de las viviendas, de forma discreta en un par de ocasiones "Viva el Rey" -el Monarca ha mantenido una reunión con los mandos de la Guardia Civil, quienes le han explicado el trabajo diario que realiza la Guardia Civil en la comarca, un puesto fronterizo encomendado a labores de vigilancia y control en ambos lados de la frontera, por lo que también están adscritos en su habitual trabajo agentes de la Policía Nacional -en concreto de la Unidad de Extranjería y Documentación-. En este puesto se realizan labores de Patrulla Fiscal, Seprona, Intervención de Armas y Seguridad Ciudadana. La Casa Cuartel dispone de 65 viviendas, pero están ocupadas en la actualidad menos de la mitad, aproximadamente.

Seguidamente, el Rey ha conocido de primera mano las distintas actividades, junto a sus respectivos materiales y equipos, que desempeñan las diferentes unidades de la Guardia Civil, como unidades del Seprona, Tráfico, Servicio Cinológico, Criminalística, el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas o el de Rescate e Intervención en Montaña. Posteriormente, se ha realizado una foto de 'familia' junto a todos los agentes, el ministro, la directora de la Guardia Civil y la delegada del Gobierno. Para despedir el acto, el Rey ha saludado en otra parte del patio central a las autoridades locales, y también ha firmado en el libro de honor de la Casa Cuartel.


Imprimir   Correo electrónico