La Guardia Civil de Valencia celebra el 35º aniversario de la creación de la especialidad de Intervención de armas y explosivos

Guardia Civil

3 FOTO. valencia iae

Las intervenciones de armas y Explosivos de la Guardia Civil cumplen 35 años desde su creación en marzo de 1986. En la provincia de Valencia cobran mayor protagonismo las funciones relacionadas con la pirotecnia

09 de agosto de 2021.- En Valencia existen nueve Intervenciones de Armas y Explosivos distribuidas por diferentes localidades, para abarcar la totalidad del territorio de la provincia.

La provincia de Valencia no cuenta con ninguna fábrica de armas de fuego. No hay por tanto proceso de fabricación como tal, pero sí existen talleres dedicados a la reparación. El control sobre estos establecimientos, se ejerce a través de las inspecciones que las Intervenciones de Armas de Compañía y de Comandancia realizan periódicamente.

En estas inspecciones se controlan los libros registro de los talleres, para llevar un control exhaustivo de las armas y componentes esenciales que se encuentran en reparación en ese momento, al objeto evitar las modificaciones no autorizadas y el tráfico ilícito de armas completas o de partes de las mismas.

Para realizar el control de la circulación, almacenamiento, comercio, adquisición, enajenación, tenencia y uso de armas, se establece, en primer lugar, un régimen de autorizaciones previas. Para la

circulación se materializa en la expedición de guías de circulación. En el caso del almacenamiento y comercio, es la tramitación y el control de la vigencia de las autorizaciones pertinentes expedidas a los armeros, empresas y centros de formación de seguridad privada, federaciones de tiro olímpico u otros similares. Para los procesos de adquisición, enajenación, tenencia y uso, las Intervenciones tramitan y conceden las diferentes licencias de armas, y expiden las guías de pertenencia.

Y en segundo lugar, la realización de inspecciones en armerías, empresas de seguridad privada, puestos de servicio de seguridad privada armados y federaciones de tiro olímpico, donde los agentes comprueban los libros-registro en los que deben figurar todas las armas almacenadas, así como el correcto funcionamiento de los sistemas de seguridad que exige la normativa según la tipología de cada establecimiento. En Valencia, se han realizado 98 inspecciones de este tipo desde el 1 de enero de 2021.

Para el control de la circulación de armas ilegales, entre otras labores, los Interventores realizan inspecciones frecuentes, de todos los envíos y recepciones de paquetes postales que son sospechosos de poder contener armas. En el primer semestre de 2021, las Intervenciones de la provincia han sido requeridas por las oficinas postales para la inspección de ocho paquetes sospechosos.

El control de la cartuchería, se realiza de forma paralela al de las armas.

El control de los explosivos es una de las actividades primordiales de la especialidad. El control de las existencias de materia reglamentada se realiza mediante inspecciones a los consumidores autorizados: canteras, minas, etcétera. En este ámbito, la Intervención Central de Armas ha establecido recientemente un plan de control de trazabilidad de explosivos que incluye la inspección de consumos de esta materia. En cumplimiento de este plan, la Intervención de Armas y Explosivos de Valencia ha realizado varias inspecciones de consumos recientemente, sin detectar ninguna irregularidad.

La actividad pirotécnica en la provincia de Valencia es, por lo general, elevada por la existencia de numerosos talleres de fabricación y la realización de numerosos espectáculos con artificios pirotécnicos y manifestaciones festivas religiosas, culturales y tradicionales, en los cuales también se utilizan artificios pirotécnicos, destacando un gran incremento de la actividad inspectora por la Guardia Civil durante las tradicionales Fiestas de Fallas.

También se controlan los establecimientos de venta de artificios pirotécnicos al por menor, tanto los de pirotecnia recreativa para el público en general, como los artículos pirotécnicos de uso en la marina (bengalas náuticas), actividad también frecuente en Valencia, que cuenta con un extenso litoral costero.

Cuando la Guardia Civil detecta irregularidades en cualquiera de los ámbitos descritos, siempre que no suponga la comisión de un delito, se inicia un expediente de propuesta de sanción por infracción, frente a la Autoridad administrativa competente en cada caso, que por lo general, en la provincia, suele ser la Delegación del Gobierno en Valencia.

Otra de las funciones que ejerce la Guardia Civil, es el de constituir los Tribunales Examinadores para las licencias de armas de tipo C, D, E, AEM, y AE(R).

Para la obtención de las licencias tipo D, E y AEM, en la actualidad, el examen consta de dos pruebas La teórica consta de veinte preguntas tipo test. Cualquier interesado puede acceder a ellas desde la web de la Guardia Civil (www.guardiacivil.es). Posteriormente, en la fase práctica, los aspirantes que han resultado aptos en la teórica, se enfrentarán a un examen en una galería de tiro en el que se evalúa el manejo y dominio del arma. En los últimos siete meses, la Guardia Civil ha examinado a 315 aspirantes.

Por otro lado, el personal de seguridad privada que aspira a obtener la licencia de armas tipo C también debe realizar un examen en el que deben demostrar habilidad en el manejo del arma y los conocimientos necesarios mediante una prueba teórica.

En el caso de los exámenes de federaciones de tiro olímpico para la superación de las pruebas de obtención de licencias tipo F, quien organiza los exámenes son las respectivas federaciones de tiro olímpico. A estas pruebas asisten árbitros de tiro olímpico. La Guardia Civil asiste para constatar las puntuaciones obtenidas por los aspirantes. Desde enero de este año se han realizado en Valencia 19 pruebas de este tipo.

Las armas destinadas a ser destruidas, son escoltadas por la Guardia Civil hasta la fundición

Aproximadamente dos veces al año, en función de la cantidad de armas que se acumulen en los depósitos de las Intervenciones, la Intervención de Armas de la Comandancia de Valencia organiza la fundición de todas las armas de la provincia destinadas a chatarra. Las armas que se destruyen tienen diferentes orígenes. En primer lugar las que son remitidas por expresa voluntad de sus titulares; en segundo lugar las que, estando más de un año en el depósito de la Intervención de Armas a disposición de sus titulares, no reciben por parte de éstos, el destino administrativo reglamentario; y por último las que estando en depósito a disposición de Autoridades Judiciales o Administrativas son remitidas a chatarra por orden de éstas.

La Intervención de Armas de la Comandancia solicita a todas las Intervenciones de Compañía (ubicadas en torno a un grupo de varias localidades) que remitan las armas destinadas a ser destruidas. El transporte de las armas se realiza en vehículos pesados con escolta de personal de la propia Intervención de Comandancia hasta una fundición donde finalmente son destruidas.

En su mayoría, las armas destruidas son las desechadas por sus titulares por estar estropeadas o por haber quedado obsoletas. En el 2020, en Valencia se han reducido a chatarra 6.621 armas.