hospimedica2

La Guardia Civil reparte el tercer tramo de equiparación, sin cumplir con lo pactado en los ajustes de CES ni con la distribución funcional de la consultora

logoguardias

La equiparación salarial entre la Guardia Civil y el Cuerpo de Mossos d´Escuadra (CME), se cifró en 428,5 millones de euros teniendo en cuenta criterios funcionales y que el reparto se realizará en tres tramos. Los dos primeros se distribuyeron de forma lineal.

Esta cantidad, fue obtenida por la Secretaria de Estado de Seguridad al comparar las diferencias retributivas entre los distintos puestos de trabajo, y fue validada posteriormente en el informe de la auditoría externa.

• La Dirección General acordó con las asociaciones profesionales, en la comisión técnica de seguimiento del acuerdo, unos ajustes de CES en 2019 que ya fueron incumplidos por el anterior Director General.

• El empleo de coronel aumenta su CES un 54 % más de lo que estableció la consultora en la comparación con su equivalente del CME, en cambio y por poner un ejemplo, el empleo de sargento se queda un 25 % por debajo.

La Guardia Civil celebró una reunión, previa a la de la comisión técnica de seguimiento del acuerdo de equiparación salarial, con el objetivo de dar a conocer a las asociaciones profesionales, la propuesta inicial del reparto interno del tercer tramo.

De la propuesta se desprende un incumplimiento de lo acordado y firmado en la comisión técnica de 2019 sobre los ajustes de CES (anexo I). Por un lado, rebaja considerablemente las cantidades a percibir y por otro, incorpora nuevos ajustes no acordados (anexo II y III). Estas rebajas económicas afectan fundamentalmente a comandantes de puesto de niveles 20 (sargentos) y 22 (brigadas y subtenientes), pues las nuevas incorporaciones de efectivos a los ajustes aumentan el gasto de 14,5 millones de euros a los 24,8 millones.

Existe una alteración del anexo I (el acordado y firmado) en cuanto al número de efectivos. Donde se acordó la incorporación de 1.185 efectivos de niveles 24 a 29 (de teniente a coronel) como jefes de unidades operativas, pasan a ser 1.877, es decir, aumenta en 692 el número de efectivos encuadrados en dichos niveles.

Ante esta grave situación y la falta de confianza que inspira la Dirección General con su actuación, incumpliendo por segunda vez los acuerdos de 2019, ASESGC propone que el reparto del tercer tramo de la equiparación se ciña a las cifras establecidas para cada uno de los empleos reflejados en el acuerdo de 18 de marzo de 2018 y que sirvieron de base para obtener las cantidades totales. Estos datos fueron validados por la consultora Ernest Young (EY), tras un informe pagado con dinero público.

[Img #5095]

Si se comparan las diferencias retributivas para cada nivel y el reparto que propone la Dirección General, se constatan importantes diferencias. Unos empleos sobrepasan ampliamente las diferencias retributivas que tienen con sus equivalentes en el CME y otros no llegan. 

[Img #5094]

Un sargento/sargento 1º tiene reconocida por la SES y también por el estudio de equiparación de EY, una diferencia de 614,78€, y la propuesta es pagarle 457€, es decir, sólo el 74,46% de esa diferencia (ver gráfico). En el mejor de los casos, un sargento comandante de puesto llegaría al 82,59 %. Sin embargo, hay empleos que superan en un 154,41% las diferencias reconocidas. Esto es inadmisible.

A pesar de lo que refleja el gráfico, los subtenientes tampoco ven satisfechas las cantidades que les reconoce la SES y validadas por EY en el estudio de equiparación. El 104,03 % que refleja para los empleos de subteniente y brigada, corresponde fundamentalmente al ajuste de CES de los brigadas.

La Dirección General no reconoce la labor de mando de los suboficiales

De nuevo les asigna el mismo CES que tienen los miembros de la Escala de Cabos y Guardias, sea cual sea el destino que ocupen. Considera a los suboficiales especialistas, cuando en el estudio de equiparación queda patente que no lo son, al no considerar en su homologación los niveles 1,2,3 y 4 que si se tuvieron en cuenta con cabos y guardias.

La propuesta tampoco reconoce las segundas jefaturas para seguridad ciudadana y tráfico, que ASESGC solicitó incorporar tras conocer que, desde el Mando de Personal, se prevé suprimir destinos operativos de subtenientes, brigadas y sargentos, como consecuencia del plan de aumentar la tasa de encuadramiento de oficiales. Estos empleos de la escala de suboficiales pasarían a ejercer como meros especialistas o agentes de seguridad ciudadana.

Reparto entre cuerpos

La propuesta de la Dirección General al Ministerio del Interior, del reparto del tercer tramo entre Guardia Civil y Policía Nacional, pretende: primero, recuperar los 4,3 millones de euros del segundo tramo cedidos a Policía Nacional y segundo, ceñirse a las cantidades que la Secretaria de Estado de Seguridad estableció como diferencias medias entre cada uno de los cuerpos con los Mossos d´Esquadra y que arrojan el porcentaje del 59/41 inicial. 

Por otra parte, ASESGC rechaza de plano la propuesta de reparto interno planteada por la Dirección General y denuncia la falta de confianza que le merece quien no cumple con su palabra ni con su firma. Es la segunda vez que ocurre, lo hizo en 2019 y repite en 2020. 

Ante la dificultad de llegar a acuerdos en estas circunstancias, ASESGC pedirá que las cantidades a repartir en el tercer tramo respeten la distribución realizada por la Secretaria de Estado de Seguridad y que fue validada por la consultora externa EY.

https://lapauta.es/art/2443/la-guardia-civil-reparte-el-tercer-tramo-de-equiparacion-sin-cumplir-con-lo-pactado-en-los-ajustes-de-ces-ni-con-la-distribucion-funcional-de-la-consultora


Imprimir   Correo electrónico