hospimedica2

LA PLANTILLA DE LA GUARDIA CIVIL SE RESIENTE

logo igc con texto

ESCASEZ DE PERSONAL EN LA PROVINCIA DE CÁDIZ, AFECTANDO NEGATIVAMENTE EN EL MANTENIMIENTO DE LA SEGURIDAD CIUDADANA, SOBRE TODO EN PERÍODO ESTIVAL.

           Una de las funciones más importantes de la Guardia Civil, es el mantenimiento de  la Seguridad Ciudadana, la cual se logra a través de las patrullas que diariamente vigilan  su demarcación y actúan en cualquier situación exponiendo su integridad física, a  demanda de todo ciudadano que lo requiera. 

           Muchas son las llamadas que a diario se reciben en los Puestos, en las que solicitan nuestra ayuda para muchos y diversos conflictos. 

           Numerosos interrogantes se plantean cuando la patrulla no puede hacer acto de  presencia ante los llamamientos de los ciudadanos: ¿Dónde están cuando se les llama?

¿Por qué no han llegado todavía si hace bastante tiempo que llamé? ¿Por qué no viene  otra patrulla? 

           ¿Cómo explicar que sólo se tiene una patrulla para una demarcación tan grande?  Evidentemente, los ciudadanos no quieren excusas, quieren respuestas a sus problemas.

           Año tras año, esta pregunta nos la hacemos todos los integrantes de este Cuerpo  Policial, pero la respuesta que se obtiene es siempre la misma: NO SE PUEDE HACER 

NADA, ASÍ SON LAS COSAS.

           Un Puesto Principal de la Guardia Civil, en teoría, debería contar con un número elevado de efectivos para cubrir las diferentes áreas de trabajo que existen: Patrullas de Seguridad Ciudadana, Atención al Ciudadano, Área de Investigación, Policía Judicial, Violencia de Género, Fiscal y Fronteras. Pero la realidad es que el número de componentes es tan escaso, sobre todo en Patrullas y Atención al Ciudadano (recepción de denuncias), que raro es el día que cada turno de servicio cuente con un número tal,  que resulte adecuado para llevar a cabo el objetivo último: PROTEGER Y PREVENIR.

           ¿Dónde están los efectivos? La primera parada, hay que hacerla en el Gobierno y sus PGE, pero debe ser que la Seguridad del País, no siempre se ve reforzada. Segunda parada sería que, afectando sin duda la razón anterior, existe además, una distribución  por parte de la DGGC bastante desacertada.

           En las Comandancias y Compañías de la Guardia Civil, se observa un número de personal bastante elevado, donde la carga de trabajo pudiera entenderse como de menor peso que en un Puesto normal. También nos encontramos con los nombrados en comisión y/o adscripción, que teniendo en cuenta sus circunstancias, pudieran realizar funciones en los mentados Puestos, para así obtener resultados positivos en cuanto a efectividad y rapidez en la asistencia a la ciudadanía. 

           Por esta falta de personal, nos encontramos ante situaciones inviables como ver a compañeros que están realizando las denominadas prácticas, es decir, los que aún no han obtenido el empleo de Guardia Civil, ejerciendo las funciones propias del Cuerpo  SOLOS sin la supervisión de algún responsable, con la carga, competencia, obligación y  deber que ello conlleva. 

           En otro contexto, podemos añadir, que la falta de personal en esta provincia de Cádiz, queda aún más mermada si cabe, ante la llegada masiva de pateras a nuestras costas, donde todo el personal de varios municipios se ven obligados a abandonar su  demarcación para atenderlos y donde una vez más, los ciudadanos no pueden ser  atendidos ante sus demandas. Hay que mencionar, que se ha expuesto en innumerables  ocasiones esta situación, no obteniendo resultado efectivo. Para mayor dificultad, nos  encontramos con la problemática del COVID-19.

           En resumen, ¿Será verdad que no se puede hacer absolutamente nada?

Esperemos que no sea así y que los que tienen y deben encontrar las soluciones, lo hagan con celeridad, que siempre ocurre lo mismo: LLEGA TARDE Y MAL.

           Aún con todo lo expuesto, un Guardia Civil siempre intentará por todos los medios  estar donde se le requiera. Servir está en nuestro ADN.


Imprimir   Correo electrónico