hospimedica2

DISCURSO DEL TENIENTE CORONEL JEFE DE LA COMANDANCIA DE LA GUARDIA CIVIL DE ZAMORA, D. MANUEL RODRIGUEZ ZABALA

TENIENTE CORONEL ZABALA

Ilustrísimo Sr. Subdelegado del Gobierno de España en Zamora. Excelentísimas e Ilustrísimas Autoridades Civiles y Militares. Señores Oficiales, Suboficiales, Cabos y Guardias Civiles. Miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de España y Portugal que nos acompañan. Señoras y Señores.

Celebramos hoy la festividad de nuestra Patrona, la Santísima Virgen del Pilar, y me corresponde, como Jefe de la Comandancia, dirigirles unas palabras, en las que espero saber hacer confluir la brevedad con la emoción que para mí, representa referirme a una efeméride, más que centenaria en nuestra querida Institución.

Permitidme que por lo que conlleva la Virgen del Pilar, haga un breve recorrido histórico.

Don Miguel Moreno, nombrado Capellán del Colegio de Valdemoro en agosto de 1864, tuvo la feliz idea de habilitar una sencilla capilla que puso bajo la advocación de la Virgen del Pilar. Fue el día 24 de septiembre del mismo año, cuando se publicó en el Boletín Oficial del Cuerpo número 296, la correspondiente orden en la que se proclamaba el patronazgo de la Virgen del Pilar sobre la Compañía de Guardias Jóvenes.

Las razones en las que tan clarividente capellán basó este patronazgo parecen hoy frescas, actuales e inmutables pese al tiempo transcurrido.

Razonaba lo siguiente: “Los Guardias Jóvenes habrán de ser columna firme de la Patria; pilar básico del orden y de la ley y guardas de las vidas y propiedades de las personas. Para lograrlo hay que imbuirles el culto y el amor filial a la Virgen del Pilar, que es  columna de la Fe; pilar de nuestras tradiciones y fiel guardiana de todos los españoles”.

Fueron los Guardias Jóvenes quienes extendieron por todos los Puestos de España durante años la devoción por nuestra Virgen del Pilar, que ellos habían venerado antes como patrona del Colegio. Así fue que, recogiendo un sentimiento muy generalizado en el Cuerpo, Su Majestad el Rey Don Alfonso XIII, en Real Orden de febrero de 1913, declaraba patrona de la Guardia Civil “a la Virgen del Pilar de Zaragoza”. Recayendo ese patronazgo precisamente en la imagen que se venera en la capilla de Valdemoro, Madrid, considerándola por ello la patrona de la Guardia Civil.

El paso del tiempo, nos marca otra fecha, que supuso otro hito histórico, y es el año 1984, hace 33 años, cuando la Virgen del Pilar es declarada Patrona de la Hispanidad y desde entonces, a la intimidad con que celebramos nuestra patrona, hay que unir la universalidad de una festividad, que alcanza a todos los rincones del mundo en los que se habla la lengua de Cervantes.

Por tanto, hoy celebramos dos hechos que nos deben llenar de orgullo: el de formar parte de una Institución que no en vano ostenta el sobrenombre de Benemérita, y el de ser españoles.

Alusión obligada es la de, dirigirme a los hombres y mujeres de la plantilla de esta Comandancia, articulada en todas las Unidades, Especialidades y personal laboral, que llegáis hasta todos los extremos de esta Provincia. Sois unos excelentes profesionales, en tal medida, que hacéis fácil la tarea de lideraros. En las diferentes revistas y visitas, sigo viendo que amáis esta profesión.

Como bien dijo Vicen Lombardi, uno de los mejores entrenadores de todos los tiempos en Estados Unidos:

“Los logros de una organización son los resultados del esfuerzo combinado de cada individuo”.

Con esta idea presente, os digo que elegisteis una gran ocupación, servir a la sociedad desde esta Institución. Hoy es un día especial para reafirmar ese camino, la razón de ser de esta celebración, el día de nuestra Patrona.

El protagonismo de la Guardia Civil en estos 173 años hace que sea difícil entender la historia contemporánea de España sin una referencia a ella. Es más, la globalización externa así como la descentralización interna, hacen que la Guardia Civil se vea como una de las Instituciones que mejor simboliza la unidad y la identidad de la España del futuro. Así lo entienden los españoles y por eso nos sitúan a la cabeza de todas las instituciones a la hora de valorarnos junto con el resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Fuerzas Armadas.

Somos el único Cuerpo Policial desplegado en la totalidad del territorio nacional y su demarcación de responsabilidad exclusiva es superior al 84% de este territorio, abarcando un total de 6.749 municipios del total de 8.118 existentes en España.

Respecto a las funciones del Cuerpo con más de 80.000 componentes en plantilla, además de estar presente en todo el territorio nacional, incluidos los edificios más sensibles (Casa Real, Presidencia del Gobierno, Ministerios, Estado Mayor de la Defensa, etc.),estamos en sus aguas territoriales y en el espacio aéreo, siendo esta presencia integral una de sus mayores fortalezas. Igualmente constituye una herramienta fundamental en el exterior, al estar desplegado en numerosas misiones militares y policiales por todo el mundo, con presencia en 44 países a través de una red de Consejeros, Agregados y personal de seguridad. Estamos presentes igualmente en numerosos organismos europeos como  EUROPOL, EUROSUR, FRONTEX, FIEP, EUROGENDFOR, EUCAP-SAHEL, además de la OTAN, la Unión Europea y Naciones Unidas.

Cada vez es más importante la cooperación policial internacional para poder defender los intereses de nuestra nación fuera de las fronteras españolas; presencia exterior de la Guardia Civil que debe entenderse como un presupuesto y una necesidad, para llevar a cabo en España la misión de proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y de garantizar la seguridad ciudadana, siendo nuestra presencia en el extranjero, la dimensión exterior de la seguridad interior.

Respecto a cifras, en clave provincial, concretamente en la demarcación que corresponde a la Guardia Civil, contamos con:

• 750 Componentes en plantilla.

• 25 Acuartelamientos repartidos por toda la provincia.

• Un parque de 147 vehículos contando vehículos de 2 y 4 ruedas.

• Más de 16.047 actuaciones, atendidas en el último año en seguridad ciudadana, con una media de casi 44 actuaciones diarias en aspectos tan diversos como delitos contra la propiedad, identificaciones de personas y vehículos, normativas de aguas, caza, residuos y vertidos, auxilios, malos tratos en el ámbito familiar, actas por consumo o posesión de drogas, controles antiterroristas, traslados de presos, plan para la convivencia y mejora de la seguridad escolar, etc.

• Más de un millón y medio de kilómetros recorren al año nuestras unidades de tráfico en la provincia, sobrepasando los tres millones de kilómetros nuestras unidades de seguridad ciudadana, lo que equivale a dar, 116 vueltas al mundo.

Son unos números que nos dan una idea del gran volumen de trabajo y el alcance y las posibilidades de la Institución a la que tengo el honor de pertenecer y que nos han hecho entre otras cosas, mantener unos índices delincuenciales en la Comandancia de Zamora, en la que ha aumentado nuestra eficiencia y proactividad.

La Guardia Civil, es un Cuerpo de seguridad cercano al ciudadano y referente por calidad, versatilidad y disponibilidad. Sus integrantes disponen de referentes (honor, espíritu de servicio, disciplina, lealtad y compañerismo) que orientan y describen su comportamiento y relaciones, y además, son transmitidos y reforzados por todos los miembros de la Institución.

El servicio, palabra de altas connotaciones en el Cuerpo, no podríamos prestarlo con la eficacia y eficiencia que la sociedad nos reconoce, si no contásemos con el apoyo incondicional y constante de los que comparten con nosotros la vida.

Es buen momento para agradecer a nuestra familia, sus callados sacrificios, su comprensión y su apoyo; para reconocer públicamente que dan siempre más de lo que se les pide, que siempre tienen palabras de apoyo y silencios de complicidad.

Dirigiéndome a los condecorados, a unos se les ha reconocido un período de años, determinado y reglamentado, con limpia ejecutoria y dedicación sin reproche al cotidiano quehacer profesional.

Otros compañeros han sido distinguidos con la Cruz del Mérito Militar o con la Orden del Mérito de la Guardia Civil, en base a comportamientos concretos, que los superiores han considerado sobresalientes.

Como Teniente Coronel Jefe de la Comandancia, acojo el sentir de todos los presentes para felicitaros por la distinción con la que se os reconoce, felicitaros desde el afecto y compañerismo, para sentir con vosotros el orgullo de ser Guardia Civil, para sumarnos hoy de manera especial, en vuestra alegría y en la de vuestros familiares.

En cualquier caso sois un referente para vuestros compañeros y amigos.

Destacar: por su profesionalidad y exquisita colaboración, dando innumerables muestras de consideración y aprecio a la Guardia Civil, al Comandante del Ejército del Aire: Don Eladio Daniel Leal Mozo y al Subinspector de la Policía Municipal de Zamora: Don José Alfonso Pérez Vaquero, esperando ostenten esta merecida condecoración con orgullo y con la misma satisfacción que la Guardia Civil, ha tenido en proponerles.

Mención expresa: A la Excelentísima Diputación Provincial de Zamora por esos convenios que año tras año nos apoyan de manera importante en nuestras infraestructuras, a la totalidad de los Ayuntamientos de la provincia-incluido el de la capital-, agradecerles una vez más la estrecha colaboración y la gran labor; y al resto de instituciones, que de igual forma están a nuestro lado, en especial a los órganos del poder judicial y a la Delegación territorial de la Junta, por la facilidad y complicidad en la realización de nuestra tarea como policía judicial y administrativa, respectivamente.

Cualquier organización debe articularse pensando en el futuro, pero sin olvidar su pasado, al ir tejiendo su presente, por eso no quiero que olvidemos a todos nuestros Guardias Civiles que en este año han dejado el servicio activo y a todos nuestros compañeros también que han pasado a la situación de retiro, en agradecimiento por los servicios desempeñados durante su carrera profesional. El tiempo pasa inexorablemente y ya llegó hoy el día de mañana que tanto os preocupaba ayer.

Personalmente me considero en deuda permanente con vosotros y como Jefe de la Comandancia, no olvidaré nunca que estáis aquí, y os pido que sigáis considerando ésta vuestra casa y cuantos estamos en activo, vuestra familia.

Agradezco a Instituciones, asociaciones, entidades, Guardias Civiles y a todos los ciudadanos de la provincia de Zamora, su colaboración y participación, porque sin ella no se hubieran podido llevar a cabo todos los actos que se celebran con motivo de nuestra Patrona, en los acuertelamientos de la provincia en los que prevalece la confraternización y el compañerismo. Voy acabando, “cuando las subjetividades se enfrentan, cuando los sentimientos de unos intentan prevalecer sobre otros, en base a la sinrazón, debe ser el imperio de la ley, quien ponga orden y cordura; realidad a la que la guardia civil siempre ha contribuido con generosidad y profesionalidad”. Dentro de este contexto quiero significar la labor que están realizando, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y en particular, a la desempeñada por los componentes de la guardia civil de Zamora en Cataluña.

No quisiera finalizar mis palabras sin dirigirle un emocionado recuerdo a todos los Guardias Civiles que entregaron su vida, consecuencia del compromiso que en su día contrajeron en aras de una mejor sociedad, con el deseo de que nuestra querida Virgen del Pilar siga dispensándonos a todos, en estos tiempos convulsos, como siempre su protección.

Muchas gracias y feliz Patrona.


Imprimir   Correo electrónico