hospimedica2

En el Hogar Nazaret, los niños son aceptados tal y como son: irrepetibles, imprescindibles, únicos.

hogar nazaret

Hogar Nazaret es una familia sobrenatural, nacida del sueño de Dios que demanda hombres y mujeres nuevos.

Dos mil años después, Jesús vuelve a su hogar, y lo hace a través de una obra de misericordia de la Iglesia, que intenta restituir a los niños más pobres de entre los pobres, los derechos que les han sido vulnerados: el derecho a la identidad, el derecho a la salud, el derecho a la familia, el derecho a sentirse especiales y el derecho a ser amados, entre otros.

En el Hogar Nazaret, los niños son aceptados tal y como son: irrepetibles, imprescindibles, únicos. Gracias a eso, no se sienten juzgados, lo que les permite desarrollar habilidades sociales y de comunicación.

El Hogar Nazaret no es simplemente un lugar donde crecer, sino un pilar imprescindible para el entorno emocional de los niños, donde se forjará su personalidad, equilibrio interior y dominio de la voluntad. Los niños no son el futuro, sino el presente lleno de futuro. No buscamos que sean felices en un futuro, sino ahora. Hoy.

Cuando entra un niño nuevo, se sorprende de la atmósfera de acogida, generosidad, buen humor y actitud de servicio. Desde el primer día, es un hermano más que debe afrontar retos y asumir responsabilidades que varían en función de su edad. Se tienen muy cuenta tanto la opinión como los deseos y aspiraciones de cada niño. Se les pide, sin miedo, que tomen decisiones y asuman las consecuencias, sabiendo que se saca más provecho de los errores que de los aciertos. Se les enseña que el éxito y la felicidad de cada uno de sus compañeros constituye la felicidad de todos.

Hogar Nazaret es el grito de Cristo en la cruz. Es imposible no ver a Cristo entre los más pobres de los pobres y no sentir su presencia en cada uno de ellos.


Imprimir   Correo electrónico