hospimedica2

Sánchez cede a los nacionalistas el cuartel de Lozoya, perteneciente al Ejército de Tierra, para asegurarse sus votos en los PGE

cuartel de lozoya

El PNV ha dado el paso final en sus negociaciones con el Gobierno sobre los Presupuestos del Estado. Su portavoz, Aitor Esteban, ha anunciado que el voto de sus seis diputados en el Congreso será favorable a las cuentas del Estado.

De esta forma, Pedro Sánchez se asegura ya un mínimo de 161 apoyos que serán a buen seguro ampliados con el respaldo de fuerzas minoritarias e incluso podrían contar con el sí de ERC y Bildu. El Gobierno ve de esta forma prácticamente asegurada la continuidad de la legislatura.

Los nacionalistas vascos han explicado su decisión tras haber logrado el acuerdo sobre un segundo paquete de enmiendas entre las que se incluye la enajenación de los terrenos del cuartel de Loyola para poder expandir urbanísticamente la ciudad de San Sebastián. El pasado viernes ya consiguieron la aceptación de un primer paquete que incluía el compromiso del Ejecutivo de suprimir la subida del impuesto al diésel.

La enajenación de los terrenos ocupados por el cuartel del Ejército ha sido la demanda de los nacionalistas vascos más difícil de conseguir. De hecho, el Ministerio de Defensa se ha negado a esta cesión hasta prácticamente el último minuto. Finalmente, y tras un fin de semana de "negociaciones a uña de caballo", en palabras de Esteban, esta madrugada se conseguía el visto bueno tras mantener negociaciones directas con la ministra Margarita Robles. El levantamiento del veto a esta petición del PNV llegó por decisión expresa del presidente del Gobierno.

El Gobierno, de hecho, ha aceptado ya más de la mitad de las enmiendas presentadas por el PNV, en tanto que ha rechazado masivamente las de otras fuerzas parlamentarias argumentando de manera aleatoria, según ha denunciado la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, incrementos del gasto. La misma queja ha encontrado eco en Ciudadanos y en el Partido Popular.

La actitud ha sido bien distinta con el PNV, un partido al que Sánchez considera socio preferencial. Ahora se le han aceptado además de la cesión de los terrenos del cuartel de Loyola, inversiones en I+D+i en el ámbito universitario y empresarial y modificar una legislación que lastraba el desarrollo de los centros tecnológicos puesto que desincentivaba a las empresas a participar en los proyectos de los mismos.

Además, los nacionalistas vascos han logrado el visto bueno a un grupo importante de enmiendas que reclamaban el impulso de diversas infraestructuras en el País Vasco.

Esteban ha insistido en la obligatoriedad de aunar esfuerzos para superar la situación de crisis actual y ha asegurado estar a la espera de que el Gobierno desarrolle las guías que han de seguir los proyectos que serán financiados con los fondos europeos.


Imprimir   Correo electrónico